domingo, 25 de julho de 2010

Transparencia y el Acceso a la Información Pública

Entrevista concedida a Fundación Ciencias de la Documentación, Espanha, sobre o tema: Transparencia y el Acceso a la Información Pública.
¿Cuáles son en su opinión los beneficios de la Transparencia y el Acceso a la Información Pública?
La Transparencia es esencial en una sociedad verdaderamente democrática, con ella se puede ratificar el desarrollo de los sistemas de gobierno y demostrar la consonancia - o no - entre las palabras y acciones; también apoya el desarrollo de los sistemas educativos, generando formadores de opinión, evaluadores, además críticos o defensores de los métodos que el gobierno utiliza para permitir el Acceso a la Información Pública.
¿Entonces, por qué parece tan difícil el camino hacia la Transparencia y el Acceso a la Información Pública?
La Transparencia y el Acceso a la Información Pública dependen de una evolución ética de los gobiernos, del desarrollo educativo y cultural para que posibilite la participación efectiva. Si concebimos que los sistemas democráticos de muchos países de la América Latina son, todavía, nuevos y - muchas veces - frágiles, verificaremos que hay un largo camino adelante. Las décadas de autocracia militar no se extinguirán verdaderamente, hay una rigidez aún "presente" que interfiere en los modelos cognitivos de los sistemas escolares y familiares.
También tenemos una dificultad relacionada con la obsolescencia prematura de los sistemas tecnológicos que necesitan decisiones veloces, pero las estructuras burocráticas gubernamentales no consiguen atender. Son gobiernos que sienten una intimidación por no hacer frente a los nuevos sentidos del tiempo. Sumado a esto, hay la presión de los métodos que las tecnologías requieren, o sea, todos conocimientos necesarios para manejar la información: educación, cultura para el cambio, sistemas gubernamentales flexibles y, en muchos países, sistemas de apoyo financiero.
Así, la información se convierte en un privilegio de unos pocos o infelizmente es reducida a la mera utilización de la Internet para la participación en redes sociales, blogs y twitter.
La Fundación Ciencias de la Documentación ha puesto en marcha un proyecto internacional, denominado Información para el Cambio Ciudadano que pretende, entre otras cosas, concienciar a los poderes políticos de la importancia de contar con ciudadanos "informados" para que desde su conocimiento puedan generar una transformación social personal y nacional. ¿En su opinión, cómo puede la información construir sociedad y mejor democracia?
Creo que la información puede iniciar un proceso de transición hacia una sociedad verdaderamente democrática. Cuando la información es concebida adecuadamente y transformada en comunicación podemos afirmar que existe un comienzo de una evolución social. Sin embargo, para construir una sociedad verdaderamente democrática tenemos que combatir el pensamiento político que aún creen que el pueblo "no-informado" es la única manera de tomar el poder y también la "des-información" que es tan peligrosa como la no-información, es una información como una trampa que fomenta la aceptación por la manipulación o por un conocimiento superficial.
Pero, ¿realmente interesa a los poderes públicos contar con ciudadanos "informados" que sepan extraer sus conclusiones de las informaciones recibidas?, y en este mismo orden de cosas ¿existe libertad de los ciudadanos para informar y estar informados de forma plural e independiente?
Sí hay interés de las autoridades públicas, aunque es mucho más lento de lo que es necesario para revertir la situación actual. Por otra parte, muchas estrategias de información son, en realidad, formas superficiales de generar el acceso a la información. El acceso concebido solamente como inclusión digital no es profundo, no responde a las demandas de la sociedad, y tiene la tendencia de fomentar una "satisfacción" con la información superficial o la desinformación.

Leia na íntegra em: